Muisquismos

Era una tarde lluviosa, de aquellas donde el agua del cielo se fusiona con el llanto y el sudor en medio de la humedad. La GUISA caminaba feliz por la calle y todos se voltearon a mirarla. Era una verdadera GUARICHA que no ocultaba absolutamente nada ante la sociedad. Sus ojos miraban al frente con orgullo noble. De repente se acercó sorpresivamente un GUACHE y le pidió que se fueran inmediatamente al CHUZO. No quería ser visto por todas las GüEVAS que habían llegado a visitarlo provenientes de otros lugares. Una CUCHA les gritó pidiéndoles un poco de cuidado y de respeto con un PINCHE perro que movía su cola para tratar de llamar la atención y buscar algo de cariño.

Palabras como Guisa, Guaricha, Guache, Chuzo, Güevas, Cucha y Pinche, entre otras, son residuos del lenguaje Muisca, las cuales con el tiempo fueron deterioradas por el uso despectivo e incorrecto que le dieron los españoles durante siglos de conquista, haciéndoles perder su significado original:

Era una tarde lluviosa, de aquellas donde el agua del cielo se fusiona con el llanto y el sudor en medio de la humedad. La ESPOSA caminaba feliz por la calle y todos se voltearon a mirarla. Era una verdadera PRINCESA que no ocultaba absolutamente nada ante la sociedad. Sus ojos miraban al frente con orgullo noble. De repente se acercó sorpresivamente un GUERRERO y le pidió que se fueran inmediatamente al BOHÍO. No quería ser visto por todos los FORASTEROS  que habían llegado a visitarlo provenientes de otros lugares. Una SEÑORA SABIA les gritó pidiéndoles un poco de cuidado y de respeto  con un DIMINUTO perro que movía su cola para tratar de llamar la atención y buscar algo de cariño.

Aunque oficialmente la lengua Muisca ya no existe, sin saberlo aún usamos varios “Muisquismos”en nuestro español cotidiano y coloquial pero tergiversados por la carga negativa y mutante de varios siglos de yugo español.

Estas palabras llevan consigo una interpretación peyorativa y nosotros sin saberlo las llevamos por dentro.

Publicado por

juancarlosortiz

juancarlosortiz

Publicista. Autor de los libros Cortos y Cortos y 1/2, escritos en un teléfono celular a 30 mil pies de altura. Comparto, luego existo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>