De odiar a las mujeres a feminista. Una historia de amor.

Cada vez que recuerdo cómo yo era a los trece o catorce años se me retuercen las tripas. Les explicaré por qué, para que entiendan la razón de este sentimiento, pero más importante aún, para que vean lo que ha sido el feminismo para mí los últimos dos o tres años.

Hace siete años yo tenía casi 14 años. Era una Laura más tímida, muchísimo más cerrada a ciertas cosas y con una característica elemental: odiaba todo lo que representara la feminidad. Si bien mis amistades eran en su mayoría mujeres, me producía fastidio que me asociaran con lo que, en su momento, creía que era ser mujer. Decía sin una pizca de remordimiento que no quería a las mujeres por chismosas, por dramáticas y por complicadas. No confiaba del todo en ellas (nosotras) y aunque, paradójicamente no me molestaba ser mujer, me esforzaba por no encajar en ese molde femenino que me habían vendido.

No obstante, exigía que no nos subestimaran, que no nos trataran como meros objetos y que ante todo, nos respetaran. Cuando cumplí 16 maduré un poco más; ya no vivía en esta lucha constante con las demás mujeres del planeta (incluida yo). Y aunque seguía creyendo que éramos chismosas, falsas y demás, era algo con lo que intentaba vivir.

¿Cómo explicarían esta contradicción? ¿Cómo entender que, aunque no me molestaba ser mujer e intentaba abogar por mis derechos, el que me encasillaran en el “molde femenino” me producía tanta exasperación? No tuve la respuesta sino hasta que, a mis dieciocho años y en mi tercer semestre en la universidad, empecé a familiarizarme con la palabra feminista.

He de admitir que fui de esas personas que, en medio de su ignorancia, satanizó al feminismo. Para mí las feministas eran un grupo de mujeres locas y radicales. Cuánto tiempo perdí solo porque me dejé llevar por imaginarios sin sentido. Pero acá estamos. Hoy más que nunca me siento orgullosa de decir que soy feminista. Me falta muchísimo que aprender y entender, sin embargo, más que una desventaja, me parece valiosisimo tener claro que ser feminista es un proyecto en construcción.

Sobre la contradicción que mencioné arriba, entendí que nunca lo fue. Yo no odiaba a las mujeres. Odiaba el estereotipo absurdo que esta sociedad machista y heteropatriarcal nos ha vendido la vida entera. No somos ni locas, ni dramáticas, ni chismosas ni nada. Mi lucha nunca fue contra ellas, sino contra un imaginario que nos metieron hasta las entrañas, al punto tal que aún hay muchas mujeres que siguen creyendo que entre nosotras no debemos apoyarnos.

De ahí que lo que más le agradezco al feminismo es que me ayudó a reconciliarme no sólo conmigo misma, sino con el resto de mujeres. Perdón, mil veces perdón por haber sido tan machista. Luego de este proceso, empecé a valorar más mi feminidad. Por fin entendí que ser femenina no es algo inherente al género con el que me identifico, ni mucho menos es algo malo. Ahora la abrazo y la exploto como quiero. Pese a que sigo siendo una mujer increíblemente insegura, el feminismo me ha hecho empezar a apreciar partes de mí que odiaba. Además, me ha hecho más consciente de los privilegios que tengo y de cómo éstos configuran los problemas que como mujer puedo tener o no. Aún me falta muchísimo camino por recorrer, pero sin éste, dudo mucho que la mujer que soy hoy siquiera exista.

El feminismo es una lucha por la igualdad. Es un movimiento de resistencia que ha cambiado la vida de las mujeres tanto a nivel colectivo como a una escala personal. Éste aboga porque cada mujer sea libre de tomar sus decisiones y porque dejemos de darnos tanto palo entre nosotras. No obstante, creer que lucha se agota acá es quedarse cortx. No se trata únicamente de decirnos que entre chicas debemos ser amiguis y amarnos la vida entera. Claro que debemos hacerlo, pero esto es en vano si no empezamos a deconstruir y a eliminar las estructuras heteropatriarcales que subyacen nuestras relaciones y por ende, nuestros problemas.

En este momento me gustaría tener a mi yo de catorce años al frente. De esta forma me diría que basta de tanto odio. Me diría una y otra vez que las mujeres somos más que lo que nos habían vendido. Que yo no tenía que cumplir con ninguna expectativa más allá de las propias. Me daría un abrazo y me diría: te perdono por todo, ya aprenderás; conocerás al feminismo y tu vida cambiará.

Clásicas blancas en clave de ruffle

Este comienzo de año nos encontramos con un renacer de estilos que tuvieron una máxima exposición en otras décadas, como es el caso del estilo victoriano, y las camisas -las clásicas camisas blancas-, son algunas de las prendas que se han apoderado de ésta tendencia.

Valenciaga-Valenciaga-

La infaltable camisa blanca, que es un clásico en el closet, está presente con elementos que la traen a la actualidad y que la hacen única, como los volantes y los boleros, los populares ´ruffles´, mangas con grandes volúmenes, un estilo muy barroco.

 

Camisa Céline

-Camisa Céline-

Se presentan también con deconstrucción, un concepto que nos invita a portar prendas clásicas de maneras diferentes a las convencionales, en sus cortes, siluetas y formas de llevar. Este concepto transformó el diseño tradicional y nos invita a salir de lo convencional y cuestionarnos porqué las piezas de una prenda deben ir en “su sitio”. La deconstrucción revaloriza el uso de las prendas cambiando su funcionalidad y su estructura.

Martin Margiela

-Martín Margiela-

Como exponentes de ésta tendencia, quiero mencionar al diseñador sueco Martín Margiela (uno de mis favoritos… ¡un genio!), fue quien introdujo el término deconstrucción a la moda, se inspira en las propias prendas para crear a partir de ellas, “desfigurar” lo convencional y reinventarla con acabados y siluetas vanguardistas.

La casa Viktor and Rolf también habla en clave de deconstrucción, ha presentado propuestas con piezas comerciales pero totalmente innovadoras que se convierten en verdaderas obras de arte, con algo tan básico pero tan estilizado y femenino como una camisa blanca.

Camisa Martin Margiela

-Martín Margiela-

Viktor and Rolf

-Viktor and Rolf-

Martin Margiela

-Martín Margiela-

En Colombia tenemos creadores geniales que le han apostado a involucrar los ruffles en las clásicas camisas, a darles nuevas formas y hacerlas únicas, como es el caso de Goretty Medina, Andrés Otálora ó Johanna Ortiz, que adicional, incorporan el tulum top, dejando disfrutar los hombros a la vista y resaltando la feminidad y el estilo tropical tan colombiano.

andres otalora

-Camisa de Andrés Otálora, Colección Primavera-Verano 2017-

Camisa de Goretty Medina

-Camisa con mangas en volumen de Goretti Medina, Spring Summer 2017-

¿CÓMO LAS PODEMOS USAR?

Este tipo de camisas es muy versátil y a pesar de su nueva propuesta de siluetas y cortes no dejan de ser camisas clásicas, así que pueden ser llevadas en diferentes momentos, depende el uso y la mezcla que logremos.

Van perfectas con una falda tubo de talle alto, que logrará un look perfecto para ir a la oficina, como estas propuestas de Alexander McQueen y Carolina Herrera.

Alexander McQueen

-Look Alexander McQueen-

Carolina Herrera

-Look Carolina Herrera-

 Mezcladas con pants bien sean tipo palazzo, culotte o de corte recto, y para finalizar el look, una capa,  quedaremos regias para ir cenar.

Créditos Revista Vogue

(Fotografía Revista Vogue)

Para una tarde de amigas, son ideales con jeans boyfriend, un abrigo oversize y hermosos stilettos.

Lo lindo de la moda es que podemos jugar con ella…. ¿Qué tal un corset en sobreposición? Esta tendencia -que me encanta y  viene más amplia en un próximo post-, estiliza la figura y da un SI a la feminidad.

pinterestcamisacorsé4

BLACK POWER

Siempre impactando con su look, mi bella Rihanna me sorprendió este mes con un pelazo en rastas, eternas, y poderosas. Un estilo con el que me reanima a pensar que es única… tan ella, tan auténtica y tan coherente a su era ‘anti’.

Rihanna Foto tomada de @badgalriri

Es un ícono de moda, una power girl, llegó con una melena que aplaude las raices y hoy muchos la aplaudimos a ella por mostrarnos permanentemente diferentes matices en una sola estética, su estetica afro, su black power.

ririFoto tomada de @badgalriri

Y casualmente para hablar del poder en color, me di a la tarea, en mi paso por una de las recientes ferias de moda colombianas, de capturar bellezas en matices de ébano, y me reafirmó la fuerza de la mujer. Con alegría veo que poco a poco caminamos lejos de los parametros cliché de la belleza femenina (tez blanca, inmaculada, ojos claros… ) me encontré con mujeres hermosas de pieles morenas, de rulos inolvidables, poderosos, danzantes, que celebran el Black Power, y desfilan en las calles con total poderío.

Detrás de esta estética hay un verdadero movimiento político y social, el Black Power es real, y definió la identidad afroamerciana en aspectos que hoy después de mas de 50 años permanecen vigentes, un fomento al orgullo de la raza afro, la defensa del multiculturalismo, que hizo historia, que le dio a los afroamericanos el coraje, la fuerza de sentirse orgillosos de su origen, de su escencia.

Ni hablar de la música, del arte, de la moda, enmarcados en este poderoso movimiento, solo basta con cerrar los ojos y sumergirnos en el estupendo bebop de Billie Holiday, levitar con el arte del mítico Basquiat o disfrutar una eterna pasarela de otro ícono, Naomi.

Celebro, el color, el sabor, la sonrisa, el orgullo, el empoderamiento de algunos rostos que capturó nuestro lente, y a ellas, gracias:

(Fotos de Rafael Rosas Marken)dsc_1117Curl Perfect.

dsc_1112Smile Power.

dsc_1111Symphaty.

dsc_1110Natural.

dsc_0957Beauty.

dsc_0952Trendy.

dsc_0949Colombia.

dsc_1119Black Power.

 

Apertura De La #8FCM

Por: Dey Parra Gómez
@Magenta_Couture

Saliendonos un poco de los estereotipos neoyorkinos y entrando más a nuestro mercado podemos encontrar que Bogotá es el centro de producción  comercialización de la moda colombiana, pues concentra el 38% del mercado nacional y San Victorino es el corazón palpitante de este mercado.

Captura de pantalla 2016-08-31 a las 9.43.12 a.m.

Los comerciantes del Centro Comercial El GranSan y los empresarios dieron vida el pasado lunes a la 8va. Feria de la Confección Mayorista la cual se convierte en una plataforma que apunta su estrategia a la comercialización de nuestra moda hacia el mundo.

Ayer 29 de Agosto a las 7 PM se levantó el telón en la plaza de Bolívar, con la pasarela denominada “Hecho en Colombia, Hecho en Paz” que muestro las prendas de confección nacional en un desfile organizado por las reputadas diseñadoras Lina Cantillo y María Luisa Ortiz.

Captura de pantalla 2016-08-31 a las 9.37.09 a.m.

Alrededor de 25 confeccionistas mostraron un vestuario inspirado en la temática de la paz, colecciones y prendas para todos los gustos.

Realmente logre enamorarme a primera vista, muchas de las pasarelas tuvieron prendas con diseños únicos que lograron plasmar su marca en el corazón de los invitados, sin embargo personalmente ame a una que se llama Pixelado me sorprendió su puesta en escena, accesorios y concepto, una marca que aunque masculina logra tener una tendencia realmente andrógina ¡Seguramente va a dar mucho de qué hablar!

Captura de pantalla 2016-08-31 a las 9.39.17 a.m.

Me encanta que nuestro país siga evolucionando en moda, que mostremos al mundo lo que somos, que nos apasionamos cada día más por lo nuestro.

#HechoEnColombia #HechoEnPaz
Agradecimiento a https://www.facebook.com/kdnaphotography/

 

 

Mujeres con pene y hombres con vagina: sí se puede

Hace un tiempo me encontré un canal de Youtube de una chica trans. Unos meses después de haberla empezado a seguir, se hizo una rinoplastia. Me sorprendí (¡y qué sorpresa!) a mí misma pensando “oh, qué linda; cada vez tiene rasgos más finos, como los de una de mujer”. A simple vista no hay nada de malo en mi reacción, sin embargo, detrás de aquel pensamiento hay rezagos profundos y casi invisibles del discurso de género normativo que impera en esta sociedad. ¿Por qué? Pensar de esa forma es creer que ella cada vez es más mujer y que ya no es tan diferente a mí (mujer cis). Y si nos podemos violentos, hasta podría decirse que se estaba convirtiendo en una mujer “normal” y ¡hurra! por eso. ¿Pero y quién soy yo para decir qué es ser más mujer? Es más, díganme ustedes, ¿qué es ser mujer? ¿qué es ser una mujer natural?

Estuve leyendo un texto de Miquel Missé, hombre trans, cuyo objetivo principal es denunciar cómo los discursos de la transexualidad como patología y el papel de la medicina al diagnosticarla como tal hasta hace un par de años, han condicionado la vida de las personas transexuales. Actualmente, la disforia de género es clasificada como una enfermedad. A su vez, el autor argumenta que dicho discurso refuerza la idea de que lo que está mal no es la sociedad y cómo ésta ha dictaminado la forma de leer a las personas, sino los cuerpos “equivocados” de quienes se identifican con el género opuesto al sexo que les fue asignado. ¿Traducción? Si te identificas como mujer pero tienes pene, lo que toca hacer es arreglarte, corregir el cuerpo que tienes en vez de enseñarle a la sociedad que pueden existir mujeres con pene y hombres con vagina. Obviamente mientras lo leía no hice sino pensar en mi reacción frente a los cambios corporales que esta youtuber documentaba en su canal. Yo, consciente del discurso que nos han echado la vida entera, aún reproduzco sin darme cuenta el pensamiento de que entre más te esfuerces en hacer de tu cuerpo lo que la sociedad te dice que debe ser, mejor. Ese que nos dice que quien nace con el cuerpo erróneo debe normalizarlo a toda costa.

Claro que Missé no hace una crítica a las personas trans que deciden cambiar su cuerpo, someterse a distintos tratamientos y pasar por el quirófano para una reasignación de su sexo. Él hace énfasis en el problema macro: no hay nada de malo en que tú decidas operarte, lo que está terriblemente mal es que se trate como enfermos a la gente trans, y se venda el discurso de que la única cura que hay para tu desorden es acomodar tu cuerpo a lo que es normal. Al final no hacen sino repetir incansablemente que lo natural es que las mujeres sean femeninas y tengan genitales de hembra y que los hombres, el opuesto complementario de las primeras, deben tener pene, ¡obvio! Después de todo, seguimos viviendo en un mundo en el que las únicas posibilidades son ser mujer u hombre “normales”; si no eres alguno de los dos estás fuera de lo normal y te jodiste.

Ante esto, la pregunta a responder es si lo que está mal es el cuerpo de las personas trans (pues el problema se ha centrado únicamente en este aspecto) y no la manera en la que la sociedad ha enfrentado este hecho. Claramente, como ya les dije,  la contradicción principal es la forma equivoca como nos han enseñado a interpretar a los cuerpos que no responden a la norma. “Lo que es problemático no es la persona transexual sino la sociedad en la cual vive; una sociedad que no puede encajar esta identidad y que solo valida el rol de género masculino en personas nacidas con cuerpo de hombre y el rol de género femenino en personas nacidas con cuerpo de mujer”, es lo que escribe Miquel Missé. Por esta razón no resulta extraño (y Miquel lo denuncia constantemente) que la comunidad médica, más que ayudar enteramente a las personas trans, se ha comportado como un vigilante del género. De ahí que muchos y muchas trans deban demostrar que se identifican como el género opuesto a su sexo. ¿Y cómo lo hacen? Reproduciendo estereotipos tradicionales (y sexistas). El autor cuenta, por ejemplo, como una amiga trans que normalmente usa jeans y sacos (como muchas mujeres cis lo hacemos) se maquillaba y usaba vestidos cuando tenía consultas con el psiquiatra, de forma que pudiera demostrarle que se identificaba como mujer. Adicionalmente, dicho discurso cierra toda posibilidad de que haya trans que simple y sencillamente no quieren someterse a ninguna operación porque pueden vivir bien con el cuerpo que tienen. Pero claro, por supuesto que eso no es posible para la sociedad: no existen los hombres con vagina. No existen cuerpos diferentes.

“La existencia de personas trans en nuestro entorno nos recuerda constantemente que vivimos en este sistema dicotómico con dos únicas identidades de género consideradas válidas y legítimas: hombre y mujer”, comenta Missé.

Miquel Missé, sociólogo y activista trans.

Yo, al igual que el autor del texto que les menciono, no estoy en contra de las personas trans que deciden operarse para “normalizar” su cuerpo. Tienen derecho a hacer todo lo que puedan para sentirse en la carne en la que se identifican. Tengo la suerte de haber nacido en un cuerpo que quiero como mío, y sueño con un mundo en el que todos y todas podamos tener la satisfacción de levantarnos cada mañana y ver en el espejo lo que realmente somos. Sin embargo, la reflexión que muchos teóricos y estudiosos del género, movimientos trans, feministas, queer, etcétera, nos dejan es ¿cómo sería vivir en una sociedad sin género o al menos, un género fluido, sin opuestos ni complementarios? No tendríamos problema alguno con encontrarnos con cuerpos distintos, con trans que no reasignan su sexo. Nadie sería más mujer que fulana ni menos hombre que sutano. Sin categorías ni jerarquizaciones este sería un lugar más feliz. Seguro que sí.

@lautomar

La mente de los hombres trabaja a media marcha

He llegado a la conclusión de que los hombres, por más buenos que sean, tienen un defecto de nacimiento, tan inherente como su masculinidad: un cerebro que funciona con efecto retardado.

Esperar que un hombre piense antes de actuar es como pedirle peras a un olmo. No es cuestión de paciencia, solo se trata de entender que ellos, por más que lo intenten, siempre tienen una tendencia a ‘embarrarla’ todo el tiempo, aunque después pidan perdón.

Seguramente las mujeres que están leyendo entenderán mi sentir y los hombres, en medio de su extrema racionalidad para todo, también.

Mi intención no es decir que les falta cerebro, ni mucho menos; solo que, en contraste con las mujeres, actúan dominados por su ser racional y por eso creen que siempre hacen las cosas bien. Y no.

-Oye ¡No hemos hablado hoy en todo el día!- dice ella.

– ¡No me deja respirar! ¡Qué mujer tan asfixiante!- piensa él.

¿Les suena? Este es un caso que no se aleja de la realidad. Y los hombres, en vez de entender que les hacemos este reclamo porque los extrañamos, lo ven por el lado de que los estamos invadiendo. Sin embargo, nunca se dan cuenta en el momento, siempre lo harán mucho después. Muy tarde.

Ocurre lo contrario cuando nos dicen que los acompañemos a una reunión familiar, a planes con sus amigos o a practicar el deporte que tanto les gusta. Nuestro primer pensamiento nunca será  “¡Qué pereza! No entiendo porque no puede ir solo” . Por el contrario, iremos sin ningún reparo, solo porque sabemos lo importante que es para ustedes ¿Ven la diferencia?

No los culpo. Entendernos tampoco es fácil, pero hacerlo con ustedes creo que es aún más complejo.

El hecho de que la naturaleza masculina sea tan básica, no quiere decir que sea sencillo comprender el porqué de sus reacciones o lo mucho que tardan en darse cuenta de que están haciendo algo mal.

Es como si actuaran y, a los días despertara la voz de la conciencia; mientas nosotras, en medio de la impotencia, esperamos a que reaccionen.

No miento. A veces, es muy frustrante. Pero ahí,  tal vez, la clave es que aprendan a ver más allá de las situaciones y analicen cuál es el trasfondo de nuestras exigencias. Que no solo decimos las cosas porque nacimos con la cantaleta en nuestros genes, sino porque queremos lo mejor para ustedes y la relación.  Simple, solo hay que intentarlo.

En Twitter @AnaLuRey

 

 

¡Chicas, a levitar en tacones lucite!

Amados, odiados y generadores de controversia, los zapatos con tacón transparente es una tendencia que cada día camina con más fuerza de las pasarelas a las calles.

Anna Dello Russo at Dior
Anna Dello Ruso caminando en DIOR

Su nombre correcto es lucite, y se llaman así gracias al nombre comercial del polímero creado por DuPont en 1930, en la moda este material tuvo sus inicios en el desarrollo de apliques y  bisutería para dar paso al calzado en las siguientes décadas, donde la psicodelia de los 60’s y 70’s se apoderaba de la moda y materiales vibrantes como el vinilo acompañaban las transparencias macizas en botas inolvidables.

DIOR FALL WINTER 2015
DIOR Fall Winter 2015

 

Como la moda resurge, siendo protagonistas en las semanas de la moda que  cerraron 2015 y  de la mano entre otros, de la fantástica propuesta de DIOR, el tacón lucite aparece nuevamente convirtiéndose en uno de los pasos mas llamativos y vanguardistas de la moda en este momento.

En Colombia realmente no he encontrado muchas casas de moda que le apuesten a este tipo de tacones, la marca colombiana LUCINDA ha adoptado como suya esta propuesta de moda, es una clara exponente de esta tendencia, que desde su inicio se la juega a los tacones geométricos y se anota diez puntos con las transparencias. He visto otras marcas presentes en el país como ZARA y STRADIVARIUS que incluyen en sus vitrinas este tipo de zapatos, pero realmente no me han enamorado sus acabados y desarrollo.

Botines con tacón asimétrico LUCINDA
Botines con tacón asimétrico LUCINDA
Double Strap Lucinda
Double Strap con tacón cúbico transparente LUCINDA.

 

Como mencionaba antes, el año pasado DIOR, llenó de emoción nuestros ojos y corazones con una pasarela donde los tacones trasparentes se robaron las miradas de todos. RODARTE y DOLCE & GABANNA también nos cautivaron con esta tendencia:

DIOR ANKLE BOOTS
DIOR Fall Winter 2015. Botín de caña media en latex y tacón lucite degradado.

 

DIOR FALL 2015
DIOR Fall Winter 2015. Botas extra largas en latex, con tacones transparentes.

 

Dolce & Gabanna Fall Winter 2015
Dolce & Gabanna Fall Winter 2015. Pumps intervenidos con apliques. Tacón acrilico transparente con un lipstick fundido en su interior.

 

A las chicas que aún no son tan amigas de la transparencia en sus pies, las invito a que le pierdan el miedo y escepticismo, los vean como joyas y se animen a caminar en unos buenos lucite. Para comenzar, pueden hacerlo en piezas de tacón bajo, como estos mocasines maravillosos:

Mocasines en charol con tacón acrilico bajo, de DIOR

 

Mocasines Lucinda con tacón transparente bajo
Mocasines LUCINDA con tacón transparente bajo.

 

Totalmente transparentes, en degradado, con colores vibrantes, acompañando botas de latex, piel grabada o lisa, son una opción de moda sexy y femenina que grita: ¡Aquí estamos… levitando!

Top 5 de APP para fashionistas y coolhunters

“La moda está en el cielo, en la calle; la moda tiene que ver con las ideas, la forma en que vivimos, lo que está sucediendo”, decía Coco Chanel; y la verdad no podría estar más de acuerdo, ¡porque ahora vivimos la moda hasta en nuestros móviles!.

¿Revisas más blogs de moda que tu propia cuenta de correo?, ¿siempre estás en el front row virtual de tus firmas favoritas?, ¿amas cuando Ramiro E, Garance Doré o Scott Shumann inmortalizan con sus cámaras lo mejor del street style?; si es así, por nada del mundo pueden faltar estas 5 aplicaciones en tu dispositivo móvil.

5. The Hunt

Captura de pantalla 2016-02-20 a las 12.25.21 p.m.

¿Te ha pasado que ves un outfit en Pinterest, Wehearlt o Tumblr y dices: lo quiero para mi?; la solución es the Hunt, una comunidad que te permite pedir ayuda a las demás personas para encontrar esa prenda que tanto quieres, a través de Hashtags y comentarios privados, y claro, mientras que esperas su respuesta puedes ayudar a otras personas con sus búsquedas y conectarte con apasionados como tú.

4. Shot & Shop  

Captura de pantalla 2016-02-20 a las 12.25.27 p.m.

Ya era hora de ponerle acento hispano a las apps para “coolhunters”; Shot & Shop, además de buscar la ropa y accesorios que quieres comprar, te  enseña a combinarlos; también gracias a su reconocimiento de imagen, puedes encontrar ese liberty print o vestido estampado que no sabes dónde encontrar; solo toma una foto y deja que la App encuentre la tienda más cercana. Si se trata de un diseño que tienes  en la cabeza, solo dibújalo en una hoja de papel, súbelo a la app y… ¡felicitaciones lo encontraste!

3. Shopstyle

Captura de pantalla 2016-02-20 a las 12.25.33 p.m.

¡Lo veo, lo quiero! Victoria Beckham, Olivia Palermo, Jessica Alba y Emma Watson, se han convertido en una fuente de inspiración en el momento de salir de compras. Ahora,  filtrando por precios y tiendas online, puedes comprar todos los estilos de las celebrities a un clic de distancia. Sin duda una de las aplicaciones más avanzadas, con infinidad de firmas que marcan tendencia en todo el mundo.

2. Look4color

Captura de pantalla 2016-02-20 a las 12.25.41 p.m.

Esta aplicación es la asistente ideal de shopping y lo mejor de todo ¡es gratis! Ahora no debes preocuparte  por no saber combinar alguna de tus prendas. Simplemente toma una fotografía y súbela a la plataforma, automáticamente te dará opciones de total look en diversos colores, conectado a varias tiendas online.

1. Personal closet

Captura de pantalla 2016-02-20 a las 12.25.48 p.m.
¿Alguna vez soñaste tener un clóset como el de la película Clueless?,  gracias a Personal closet, puedes crear un inventario con fotografías de todas tus prendas; así podrás crear complementos, outfits completos y probar nuevos looks que jamás imaginaste en tu cabeza. Esta app esta disponible únicamente en Andorid, su versión similar es Dress App para Itunes.

¡La tecnología nos conecta con nuestra pasión, con la moda y el estilismo!, estas 5 aplicaciones lograrán convertir tu móvil en una parte imprescindible de tu outfit.

¡Indulgencias, Shopping y MakeUp!!

Caminando por una de las calles de mi amada y fancy Bogotá, encontré un lugar que definitivamente grita mi nombre, y con seguridad el de muchas. A mi, que soy amante y defensora de los labios rojos me enganchó un lipstick gigante que adorna una de sus vitrinas y por él decidí entrar. Se trata de la tienda de belleza Blush-Bar, un espacio en clave rosa creado por y para mujeres, es un verdadero templo del makeup y la indulgencia.

1

La experiencia desde el comienzo es ganadora pues puedo elegir cómo interactuar en el sitio. Un perchero me recibe con dos bolsas de shopping: la negra o la rosa, que se convierten en códigos para que las Makeup Artist sepan si quiero que me orienten o si quiero andar sola por la tienda, lo cual me parece genial pues muchas veces me agobia la excesiva cercanía del personal a cargo en las tiendas, que se transforma en invasibidad.

4

Me encantó del lugar entre otras cosas, ese espíritu de empoderamiento femenino que tiene, es una invitación permanente a consentirnos, a creer que somos únicas y a pesar de ser un lugar que vende productos de belleza, a no olvidar la autenticidad, a convencernos que somos bellas y como dice su lema a creer que “la belleza comienza en el momento que decides ser tu misma” . Eso fue lo que mas me gustó de Blush-Bar, y el origen de esta sensación se entiende al hablar con la creadora de esta idea, Claudia Lloreda, una experta y amante de la belleza. Me contó su experiencia y su pasión por el universo femenino, lleva muchos años trabajando en la industria con marcas como The Estée Lauder y Clinique, y por eso conoce perfectamente lo que nos hace felices, lo que queremos saber y lo que nos da comodidad.

11Claudia Lloreda, Creadora de este fantástico emprendimiento.

Mi recorrido inició con un mural de frases divertidas que nos identifican a todas, Blush-Bar exalta a la mujer pero sin caer en feminismo extremo, es un espacio para sentirnos bien.

1322

Está dividido en diferentes zonas, el área de los Top 10, donde nos recomiendan los productos best sellers recomendados por la casa; además cuenta con tres lavamanos inspirados en el Hotel Plaza de Nueva York que permiten probar productos de spa, cuidado facial y rutinas diarias de limpieza; hay también una mesa comunal destinada para compartir entre amigas el best seller preferido, e islas con productos de belleza y accesorios tanto de las marcas que amamos como Clinique, Lancome, Smashbox, NYX ó Burt´s Bees, y creaciones propias de la casa Blush-Bar.

18Zona de recomendados TOP 10. ¡Sugerencias ganadoras todas!

17Zona de lavamanos

14Zona de las diferentes marcas aliadas a Blush-Bar.

Como todo bar, Blush-Bar tiene un menú donde se encuentran todos sus servicios, gratuitos, personalizados y su carta de productos. Es maravilloso pues además de ofrecer marcas exclusivas, cuentan con accesorios y complementos de makeup a precios cómodos, lo mejor es poder tener a mano tutoriales express a cargo de las expertas en maquillaje, cuidado facial y asesoría de regalos, que están siempre pendientes de garantizar perfección en la visita.

15a

Cada detalle está bien pensado, una de mis áreas favoritas es la zona de maquillaje, que tiene un espejo de camerino, con iluminación perfecta que permite probar los diferentes servicios del menú, recibir tutoriales y clases de maquillaje en grupo o individuales y rutinas diarias de cuidado facial, en fin, una experiencia completa para resaltar nuestra belleza y convertirnos en nuestra propia experta de maquillaje.

20Zona de maquillaje.

Fué una mañana de caminar inesperado que se convirtió en un momento de consentirme, donde me hicieron sentir especial y única. Definitivamente volveré, sola o con mi chico, pues pensaron en todo, en la entrada hay una silla que da la bienvenida, donde los hombres pueden esperarnos tranquilamente mientras somos felices.

19Les dejo las coordenadas de este lugar que definitivamente vale la pena visitar: Avenida 82 # 12A-2 – (1) 4 661216

HORARIO:
Lunes, Martes y Miércoles: 10:30 AM – 7:00 PM
Jueves: 10:30 AM – 8:00 PM
Viernes y Sábado: 10:30 AM – 9:00 PM
Domingo: 1:00 PM – 6:00 PM

www.blush-bar.com

 

 

Ahora sí vas a aprender a leer una etiqueta nutricional

A ver, seamos honestas. Leer la tabla nutricional y los porcentajes de vitaminas e ingredientes de un producto alimenticio no es tan fácil. Al contrario: a veces la información puede resultar tan confusa, que optamos por desistir de la costumbre de examinarla y terminamos ingiriendo cosas que no deberíamos. ¿Algunos ejemplos? Químicos dañinos, calorías de más y azúcar insospechada. Aquí te ayudo a develar los misterios de la información nutricional para que aprendas, de ahora en adelante, a ser más asertiva y a elegir con inteligencia lo que comes.

Primero lo primero: el tamaño de la porción Es lo más importante porque aquí es donde puedes ver exactamente cuántas porciones hay en el paquete y de qué tamaño, es decir, a cuántos gramos o mililitros equivale cada una. Ten en cuenta que, toda la información nutricional de la tabla corresponde a UNA sola porción y que, por lo general, los empaques de alimentos y/o bebidas contienen más de una.

Calorías y más calorías: aunque no es saludable obsesionarse con la matemática de lo que comes, sí es clave que aprendas a identificar cuánta energía estás consumiendo, basándote en el tamaño de la porción, que ha sido ya previamente identificado. Esto puede ser útil si estás en déficit o pérdida de grasa. No obstante, recuerda: lo importante es la calidad del producto (es decir, su densidad nutricional), y NO su cantidad de calorías.

Porcentaje correspondiente al valor diario: con este puedes identificar cómo los nutrientes contenidos en una porción de alimento influyen o aportan en tu dieta. Estos valores (%VD) están fundamentados en dietas de 2.000 calorías por día, pero nunca debes olvidar que cada persona tiene requerimientos energéticos particulares que pueden ser menores o mayores dependiendo de su nivel de actividad física, edad y sexo, entre otros factores.

¡Come menos! Las grasas ‒especialmente las trans y las saturadas‒, el colesterol, el sodio, los carbohidratos (simples, es decir, con poco o nada de fibra), y los azúcares son esa ‘partecita’ de la etiqueta que debería escudriñarse con más detalle. Entre menos gramos de cada uno haya, mejor.

Nutrientes aprobados: todo lo que sea fibra, proteínas y vitaminas y minerales (A, C, K, calcio, potasio, etc) es más que bienvenido en una dieta balanceada. Entre mayor cantidad de dichos componentes haya en un alimento, podrás garantizar que estás haciendo una elección inteligente, en pro de tu salud.

5 tips infalibles

• ¡Cuidado! Procura no consumir productos que por porción tengan más de 5 gramos de azúcar. La grasa tampoco debería ser superior a esta cantidad (ni mucho menos si aquí se incluyen las saturadas y/o trans, las más peligrosas).

• Opta por aquellos alimentos que tengan más de 4 gramos de fibra.

• Entre más proteína contenga un producto, mejor. ¿Referencias? Lo ideal es entre 10 y 20 gramos, y mínimo, 5 gramos.

• Ojo con el sodio. Dependiendo de tus objetivos y condiciones de salud, podría ser prudente controlar su ingesta diaria, ya que puede contribuir a la retención de líquidos y al empeoramiento de otras enfermedades.

• Si tiene más de cinco o seis ingredientes, para muchos ya no es considerado ‘saludable’. Si te parece muy extremo, por lo menos sé fiel a este consejo: lo que sea impronunciable en la lista de ingredientes, no lo comas. Hazte la pregunta: si no eres capaz ni de deletrear ese ingrediente, ¿tu cuerpo acaso podrá reconocerlo y metabolizarlo?

Regla de oro

En la lista de ingredientes se debe mencionar cada uno en orden proporcional a la cantidad del mismo que está contenida en el alimento, por ende, evita los que en los tres primeros sean azúcar, jarabe de maíz alto en fructosa y/o harina refinada.

*Este artículo fue publicado en la edición 11 de la revista Fit de Bodytech, uno de los proyectos editoriales que coordino en Publicaciones Semana.

*Fuente: U.S Food and Drug Administration (FDA).

Encuéntrame en:

Instagram: @LaCucharaDeCata

Twitter: @LaCucharaDeCata

lacucharadecata.wordpress.com