Mujeres con pene y hombres con vagina: sí se puede

Hace un tiempo me encontré un canal de Youtube de una chica trans. Unos meses después de haberla empezado a seguir, se hizo una rinoplastia. Me sorprendí (¡y qué sorpresa!) a mí misma pensando “oh, qué linda; cada vez tiene rasgos más finos, como los de una de mujer”. A simple vista no hay nada de malo en mi reacción, sin embargo, detrás de aquel pensamiento hay rezagos profundos y casi invisibles del discurso de género normativo que impera en esta sociedad. ¿Por qué? Pensar de esa forma es creer que ella cada vez es más mujer y que ya no es tan diferente a mí (mujer cis). Y si nos podemos violentos, hasta podría decirse que se estaba convirtiendo en una mujer “normal” y ¡hurra! por eso. ¿Pero y quién soy yo para decir qué es ser más mujer? Es más, díganme ustedes, ¿qué es ser mujer? ¿qué es ser una mujer natural?

Estuve leyendo un texto de Miquel Missé, hombre trans, cuyo objetivo principal es denunciar cómo los discursos de la transexualidad como patología y el papel de la medicina al diagnosticarla como tal hasta hace un par de años, han condicionado la vida de las personas transexuales. Actualmente, la disforia de género es clasificada como una enfermedad. A su vez, el autor argumenta que dicho discurso refuerza la idea de que lo que está mal no es la sociedad y cómo ésta ha dictaminado la forma de leer a las personas, sino los cuerpos “equivocados” de quienes se identifican con el género opuesto al sexo que les fue asignado. ¿Traducción? Si te identificas como mujer pero tienes pene, lo que toca hacer es arreglarte, corregir el cuerpo que tienes en vez de enseñarle a la sociedad que pueden existir mujeres con pene y hombres con vagina. Obviamente mientras lo leía no hice sino pensar en mi reacción frente a los cambios corporales que esta youtuber documentaba en su canal. Yo, consciente del discurso que nos han echado la vida entera, aún reproduzco sin darme cuenta el pensamiento de que entre más te esfuerces en hacer de tu cuerpo lo que la sociedad te dice que debe ser, mejor. Ese que nos dice que quien nace con el cuerpo erróneo debe normalizarlo a toda costa.

Claro que Missé no hace una crítica a las personas trans que deciden cambiar su cuerpo, someterse a distintos tratamientos y pasar por el quirófano para una reasignación de su sexo. Él hace énfasis en el problema macro: no hay nada de malo en que tú decidas operarte, lo que está terriblemente mal es que se trate como enfermos a la gente trans, y se venda el discurso de que la única cura que hay para tu desorden es acomodar tu cuerpo a lo que es normal. Al final no hacen sino repetir incansablemente que lo natural es que las mujeres sean femeninas y tengan genitales de hembra y que los hombres, el opuesto complementario de las primeras, deben tener pene, ¡obvio! Después de todo, seguimos viviendo en un mundo en el que las únicas posibilidades son ser mujer u hombre “normales”; si no eres alguno de los dos estás fuera de lo normal y te jodiste.

Ante esto, la pregunta a responder es si lo que está mal es el cuerpo de las personas trans (pues el problema se ha centrado únicamente en este aspecto) y no la manera en la que la sociedad ha enfrentado este hecho. Claramente, como ya les dije,  la contradicción principal es la forma equivoca como nos han enseñado a interpretar a los cuerpos que no responden a la norma. “Lo que es problemático no es la persona transexual sino la sociedad en la cual vive; una sociedad que no puede encajar esta identidad y que solo valida el rol de género masculino en personas nacidas con cuerpo de hombre y el rol de género femenino en personas nacidas con cuerpo de mujer”, es lo que escribe Miquel Missé. Por esta razón no resulta extraño (y Miquel lo denuncia constantemente) que la comunidad médica, más que ayudar enteramente a las personas trans, se ha comportado como un vigilante del género. De ahí que muchos y muchas trans deban demostrar que se identifican como el género opuesto a su sexo. ¿Y cómo lo hacen? Reproduciendo estereotipos tradicionales (y sexistas). El autor cuenta, por ejemplo, como una amiga trans que normalmente usa jeans y sacos (como muchas mujeres cis lo hacemos) se maquillaba y usaba vestidos cuando tenía consultas con el psiquiatra, de forma que pudiera demostrarle que se identificaba como mujer. Adicionalmente, dicho discurso cierra toda posibilidad de que haya trans que simple y sencillamente no quieren someterse a ninguna operación porque pueden vivir bien con el cuerpo que tienen. Pero claro, por supuesto que eso no es posible para la sociedad: no existen los hombres con vagina. No existen cuerpos diferentes.

“La existencia de personas trans en nuestro entorno nos recuerda constantemente que vivimos en este sistema dicotómico con dos únicas identidades de género consideradas válidas y legítimas: hombre y mujer”, comenta Missé.

Miquel Missé, sociólogo y activista trans.

Yo, al igual que el autor del texto que les menciono, no estoy en contra de las personas trans que deciden operarse para “normalizar” su cuerpo. Tienen derecho a hacer todo lo que puedan para sentirse en la carne en la que se identifican. Tengo la suerte de haber nacido en un cuerpo que quiero como mío, y sueño con un mundo en el que todos y todas podamos tener la satisfacción de levantarnos cada mañana y ver en el espejo lo que realmente somos. Sin embargo, la reflexión que muchos teóricos y estudiosos del género, movimientos trans, feministas, queer, etcétera, nos dejan es ¿cómo sería vivir en una sociedad sin género o al menos, un género fluido, sin opuestos ni complementarios? No tendríamos problema alguno con encontrarnos con cuerpos distintos, con trans que no reasignan su sexo. Nadie sería más mujer que fulana ni menos hombre que sutano. Sin categorías ni jerarquizaciones este sería un lugar más feliz. Seguro que sí.

@lautomar

Jorge Duque: pasarela inaugural Colombiamoda 2016

POR: Dey Parra Gómez
@magenta_couture

El diseñador Colombiano Jorge Duque fue el encargado de abrir la pasarela inaugural de Colombiamoda 2016, en las bodegas de ron de la fábrica de licores de Antioquia, un escenario realmente maravilloso construido para la pasarela como un laberinto que dejó ver las siluetas desde diferentes ángulos.

Screenshot_2016-07-25-23-17-39-1

Instagram @Camaralucidamoda

El origen de su colección primavera-verano 2017 estuvo inspirada en Manrique, esa casa Gardeliana exponente del tango que en sus calles mezcla el hip-hop.

Vimos un diseñador que no pierde su esencia, prendas muy femeninas, con un styling en su pasarela influenciado por la firma Gucci; una colección realmente auténtica que refleja manifestaciones culturales latinoamericanas, prendas que combinan colores y texturas hasta elementos gráficos que hacen un homenaje a fileteado Argentino.


Una colección en donde la silueta de los años 70 ganó protagonismo gracias a los cuellos altos, cinturas definidas, uso de tules y utilización de impresiones lenticulares en casi todas sus prendas.

Duque también nos sorprendido con el lanzamiento oficial de su línea de novias, al son de Manuel Medrano vimos siluetas románticas, telas caídas, hologramas en los vestidos, mucha transparencia y por supuesto las infaltables capas que empiezan a reemplazar los velos.

Sin duda vimos como Duque sin caer en lo textual mostró elementos gráficos, expresiones de color y volumen en todas sus prendas.

5 razones por las que Missy Elliott debe ser tu ícono de estilo

Playlist sugerido para este post

Puede que no conozcan mucho de Missy Elliott, pero es sin duda una mujer excepcional. Se destacó en el mundo del hip hop, dominado principalmente por hombres, a finales de los noventa y comienzos de los 2000 con una propuesta fresca, arriesgada que la escena musical del momento pedía a gritos.

Sufrió maltrato y violencia sexual durante su infancia para luego convertirse en una de las figuras femeninas más importantes de la música.

Melissa Arnett Elliott (verdadero nombre de Missy) es símbolo de empoderamiento y autoconfianza. Ella nos invita a sentirnos cómodos con nosotros y orgullosos de cómo  lucimos, en una época en el que cada vez nos cohibimos más con nuestra imagen corporal.

Hoy, que varias popstars como Beyoncé han tomado el feminismo como una causa propia, vale la pena recordar que Missy les abrió el camino, al hablar sin tapujos de temas importantes para la mujer como la libertad de hacer lo que quiera con su cuerpo y sexualidad, en contraposición al llamado ‘slut shaming’.

Chica, chica consigue ese dinero, ya sea en un trabajo de oficina o moviendo el culo.

Missy lanzó un nuevo álbum hace pocos meses (después de varios años de ausencia) y fue homenajeada el pasado 11 de julio en los Hip Hop Honors de VH1, por varias mujeres destacadas en el mundo del rap.

Por eso, me pareció un buen momento para recordar su legado en la música, y claro, en la moda. Estas son algunas razones por las que es una verdadera ícono del stilo.

Logró triunfar sin mostrar su cuerpo

Al ser una mujer que no encajaba con el prototipo de belleza que buscaba la industria musical del momento, a Missy le costó abrirse paso.

Cuando logró componer una canción para Raven Simone, los ejecutivos no la invitaron a participar en el video, según contó a VH1, y la reemplazaron por una mujer más delgada.

“Dijeron que podía cantar y componer, pero que mi imagen no estaba bien. Es lo más bajo que le puedes decir a alguien, nunca lo olvidé”, declaró Missy  a The Observer.

En lugar de sexualizar su imagen, Missy prefirió que su talento hablara por sí solo. Y aunque no hay nada de malo en que una mujer se exprese con su cuerpo si así lo desea, Missy nos demuestra que no siempre un aspecto sexy es lo más improtante en la carrera musical de una mujer.

Logró triunfar sin mostrar su cuerpo(1)

¿Usar algo que parece bolsa de basura? No hay problema. ¿Un traje que parece figura de acción? Seguro. Missy es conocida por romper esquemas, algo que también refleja en sus prendas escandalosas.

Más de sus outfits estrafalrioss aquí.

Logró triunfar sin mostrar su cuerpo(2)

Gorras en todos los estilos y, por supuesto, el ‘bling bling’ no pueden faltar en sus atuendos.  Ella sabe que los accesorios son fundamentales para imprimir un sello personal en cualquier look.

missy
Gorros, sombreros, boinas o cualquier accesorio de cabeza combinado con joyas maximalistas, un combo muy frecuente en el estilo de Missy.

 

Logró triunfar sin mostrar su cuerpo(3)

Ahora que en esta temporada está en tendencia la combinación de prendas deportivas, bien podemos tomar algunos tips de Missy para desempolvar sacos de capucha y sudaderas y añadir toques llamativos.

Sudaderas Missy
Missy, fan de las sudaderas.

 

sudadera2
Prendas deportivas combinadas con piezas más formales, tendencia de Street style de 2016. Fotos: FashionGum.com, Brit.co, Stylelovely.com, Thefashiontag.com.

Logró triunfar sin mostrar su cuerpo

Después de varios años desaparecida de la escena musical, en 2015 Missy irrumpió. Primero en el Super Bowl cantando con Katy Perry y luego en octubre con su sencillo WTF (Where They From).

En este clip, vemos que mantiene su estilo, aunque con un sonido y prendas más actuales. Nos demostró que puede cambiar sin perder eso que tanto amamos de ella. No nos quedó duda de que volvió esa Missy que tanto extrañábamos.

“Sin pena, chicas hagan lo suyo”.

 

¿Cómo diablos se hace?

Este blog va a parecer una novela de Corín Tellado!!!, pero no es así, al igual que en otras ocasiones es mi manera de desahogar o despejar algunas dudas que tengo.

Para esta vez planteo una pregunta sencilla: ¿Cómo diablos se hace para acercarse a alguien?. Ushh esto de querer volver al mercado del usado, (¿recuerdan mi blog? “volviendo al mercado del usado” ),  y de buscar contacto con alguien me tiene desconcertada porque en verdad no sé como carajos hacerlo.

Llevo rato de no rehacer nuevas amistades, de no necesitar ampliar mi círculo de amigos, sin embargo en este momento de verdad necesito y quiero tener nuevos amigos, conservar los buenos que tengo y renovar mis aventuras (hablo de aventuras buenas ehhh!!) , por esta y otro par de razones he querido acercarme a una persona que me motiva conocer!! pero no sé como diablos hacerlo.

No soy de las mujeres que llama, que escribe, que invita a salir y no lo hago por orgullo, ¡ni más faltaba!, ni por falta de interés, ni falta de tiempo, no, lo hago porque me da un miedo inmenso a recibir un NO como respuesta, sé que siempre frente a una propuesta tenemos un 50% de posibilidades de tener un SI y otro 50% de tener un NO, pero últimamente el pánico se apodera de mi y el riesgo de recibir un no como respuesta me paraliza y no me deja hacer nada.

Como me explico mejor!!!??…ummmmm.., podrán pensar que no se me ocurre ni un pequeña idea, pero no es así, habitualmente se me ocurren ideas(y buenas)  y las planeo y me imagino como se han de llevar a cabo todas con un final feliz (por lo menos para mi) pero al momento de realizarlas se me ocurren mil cosas negativas que también pueden llegar a pasar, por ejemplo:

Llamarlo al celular: Pienso en llamar y realizar la clásica pregunta ¿cómo estás? ¿cómo va tu trabajo? ¿Qué tal va tu familia? E imagino que tendremos una agradable conversación de no se cuantos minutos pero al final no me atrevo a llamar porque se me ocurre que verá mi número y no querrá contestarme porque sencillamente no le intereso en lo más mínimo pero también pienso que puede estar haciendo algo importante quizás una reunión, en el gimnasio, en una cena, en cine, durmiendo, en fin!! mil cosas y al final no lo hago. L

Invitarlo a salir: Por Dios estamos en la época en que las mujeres también podemos invitar a salir un hombre sin sentir pena después de todo solo quiero (en mi caso) platicar con él, y nuevamente se me ocurren mil actividades como: Ir a comer algo rico, ir a cine, ir a ver un partido, ir a tomar algo, ir a teatro, jugar juegos de mesa, en fin y nuevamente me imagino el sitio al cual  ir, de que temas podemos hablar, que ropa ponerme (dependiendo del plan que se me ocurra)  y en mi cabeza se desatan un montón de sucesos que me encanta pensar que puedo llevar a la realidad y que me harán muy muy feliz, pero luego llega a mi cabeza los mil motivos por los cuales esa personita se va a negar y nuevamente no lo realizó. Que tristeza Ome!!!!

Escribirle en WhatsApp: bueno esta es más fácil pero la más tenaz (ya que WhatsApp te dice si leyó o no el mensaje y la última hora de conexión, bueno lo anterior en caso en que el personaje en cuestión tenga activado este servicio, ussshhh) , nuevamente se me ocurren las preguntas típicas como: ¿cómo vas?. ¿qué estás haciendo?. ¿qué hay de tu buena vida? … o quizás enviar un meme gracioso con la ilusión que me responda con un simple “ja,ja,ja,ja”  y ¿qué creen? cuando me animo, abro el WhatsApp del personaje y escribo cualquiera de estas sencillas preguntas y al poner mi dedito en la flecha me arrepiento!!!! no me atrevo, vuelvo a imaginar que el man no quiere nada,  que no le interesa ningún plan, que no quiere hablar o que sencillamente no se le da el antojo de responder. Y al final del día y de después de tanto pensar me pregunto a mi misma: ¿y si hubiera dicho que sí, y si te hubiese contestado el Whatsapp, y si la llamada lo hubiese hecho feliz o le hubiese alegrado el día?

Ushhh!!! No crean, he visto la película “Simplemente no te quiere” o  su nombre original  “He’s Just Not That Into You“, en ésta comedia romántica una de las protagonistas Ginnifer Goodwin quien interpreta a la apasionada, encantadora y enamoradiza Gigi Phillips narra su odisea  por encontrar al hombre de sus sueños y termina involucrada con un administrador de un bar , interpretado por Justin Long quien en la película se llama Alex, quien en su posición de don Juan le termina dando mil consejos de porque un hombre no se interesa por una mujer, ¡Fatal!. Al verla siento que es lo que me ocurre a mí o que me puede llegar a ocurre y a diferencia de Gigi no me atrevo a hacer nada de nada!!! que fiasco!!! usshh y me da rabia conmigo misma porque no me permito que este hombre me conozca, me cierro y yo misma construyo un mar de excusas para no contactarlo.

¿qué hacer? no tengo ni idea, pero quizás usted mi querido lector puede ayudarme con alguna idea.!!! ¡Adelante, cuénteme que puedo hacer!! a ver si de una vez por toda me lleno de valentía y me atrevo a contactarlo y de una vez recibo un Si como respuesta o un rotundo NO!!

Adiós, mi bombón

Les ha pasado que van cerrando algunos ciclos, (en mi caso terminación de contrato laboral) y deben despedirse de sus compañeros, estos loquillos que han estado con ustedes un par de días, meses, que compartieron más de 8 horas diarias y vivieron más de una fecha especial, con quienes almorzaron, desayunaron en algunas ocasiones, comieron y también una que otra vez compartieron una cerveza. Pues bien, hoy le escribo a ellos y en especial a uno al cual no logré despedirme como quería. (Mientras escribo veo en Netflix “De amor y otras adicciones”).

 Estimado Compañero:

Hoy quiero escribirle estas palabras, lo anterior por que el jueves no pude despedirme de ti.

El último día que tuve la casualidad de verte, (porque verte era mi mejor casualidad), planeé en mi cabeza la manera cómo iba a despedirme de ti, aunque también debía despedirme de lo demás.

Al pasar las horas de ese día un montón de sentimientos llegaron a mí, tengo que aclararte que dejar la compañía para la cual he trabajado los últimos años me es realmente difícil, esta empresa me formo como la profesional que soy hoy en día y me dio la oportunidad de aprender muchas cosas.

Volviendo a ti, solo me resta decirte que ese día me hubiese encantando verte a los ojos y decirte lo siguiente: “Bombón, lamento no haberte conocido un poco más, deseo para ti el mejor de los éxitos y un montón de nuevas aventuras que te llenen el corazón y la vida de mucha alegría, sé que vendrán cosas mejores para ti y que esta experiencia que estamos cerrando (el proyecto) nos dejó buenos momentos que espero recuerdes por un par de días más, llámame cuando necesites de mí, cuando quieras ver un película o tomar una cerveza o simplemente si deseas verme” , estas palabras las hubiese dicho mirándote a los ojos y en medio de un mega abrazo de esos que juntan corazones. Y tú me hubieses visto con los ojos llenos de lágrimas y quizás te hubieras enternecido un poco y me hubieses dado un beso en la mejilla, y quizás tu …. bueno no sé qué me hubieses dicho tú.

Pero las cosas no fueron así, con el caer de la tarde me fui sintiendo un poco más nostálgica, y supe que si alguien me abrazaba iba a romper en  llanto y no quería que esta fuese a última imagen que nuestro ex equipo de trabajo tuviese de mí, por esa razón solo me acerque a ti (con mi inmensa maleta) , y me despedí con un beso en la mejilla y solo pude decirte “adiós, que estés bien”, no recuerdo bien lo que me dijiste porque en ese momento solo deseaba que me abrazaras fuerte muy fuerte, y aunque siento que intentaste esto último yo no te deje. :(

Por otro lado, no creo que me atreva a llamarte, me da pánico pensar que no me vas a responder, tampoco creo que te escriba al WhatsApp porque creo que me dejaras en visto y no me vas a responder y créeme no quiero eso para mí.  Por eso te escribo este blog, que quizás leas y quizás te animes a escribirme o llamarme o buscarme o quizás no pase nada, pero me ayuda a desahogarme un poco.

Mi querido Bombón gracias por el tiempo que me dedicaste fue muy agradable conocerte, y me encantaría volver a verte. :)

Cuídate,

Con inmenso cariño, Lupita.