No era el hombre de mi vida

No era el hombre de mi vida pero me quedé. Ahí sentada, inmóvil, viendo el tiempo pasar.

No era el hombre de mi vida, pero me maravillaba. Tenía esa inocencia que sólo mantienen las grandes almas, a las que aún nadie ha enviciado.

No era el hombre de mi vida, pero la decisión de apartarme de su lado se me hacía cuesta arriba. Siempre fui mujer de grandes perezas.

No era el hombre de mi vida, pero me quedé a ver si algo cambiaba. Pero de donde no hay, no se puede sacar.

No era el hombre de mi vida, era el hombre del momento. Un momento indefinido y extensible. “Hasta que el cuerpo aguante”, dicen. O hasta que lo haga el corazón, digo.

No era el hombre de mi vida, pero tampoco le dejé que buscara algo mejor. Los absolutos son un mal aliado. También los títulos idealistas y caducos. Así que, le mantuve cerquita.

No era el hombre de mi vida porque a ese le dejé escapar. Ahora vive feliz en otro mundo, con otra loca; en otro hemisferio…

No era el hombre de mi vida, pero le adjudiqué todas las cualidades para creerme que efectivamente lo había encontrado.  Por un tiempo funcionó…

No era el hombre de mi vida, pero me enamoré de él, con locura y pasión. La misma que era incapaz de expresarle.

No era el  hombre de mi vida, pero ¿y a quién le importa?

No era el hombre de mi vida porque nuestra vida conjunta no iba para ningún lado. Los planes a largo plazo fueron remitidos al futuro, un futuro que ninguno de los dos estuvimos dispuestos a experimentar el uno con el otro.

No era el hombre de mi vida porque nunca quiso tener ese calificativo. Ni lo quiso, ni lo buscó, ni trató de obtener el reconocimiento. No lo necesitaba.

No era el hombre de mi vida porque yo tampoco se lo permití. Le inundé a imposiciones, a reclamos, y deseché todos sus intentos por enamorarme.

No era el hombre de mi vida porque dejamos demasiadas palabras sin decir, y demasiados supuestos sin contrastar.

No era el hombre de mi vida pero me hacía inmensamente feliz. Todo lo feliz que puede ser uno sin pasiones desenfrenadas, promesas de amor y compromisos eternos. Pero teníamos paz, mucha paz y tranquilidad.

No era el hombre de mi vida pero desbordábamos complicidad. Con una mirada sabía lo que pasaba por su cabeza. Y él nunca dejó de mirarme…

No era el hombre de mi vida porque impuso el sentido común a la emocionalidad, la normativa a la locura, la rigidez a la irracionalidad. Y ami lo estático me desestabiliza.

No era el hombre de mi vida porque puse demasiado peso sobre su espalda. Demasiada carga emocional innecesaria, demasiados miedos que no le correspondía curar, demasiadas inseguridades que él no me había generado.

No era el hombre de mi vida porque intenté cambiarle. Y dicen por ahí que “quien te quiere bien, no tratará de cambiarte”.

No era el  hombre de mi vida porque le hice daño. Con saña, en pequeñas dosis, calculado.

Nunca fui la mujer de la suya, porque le obligué a que me dejara tirada, a abandonarme como un perro.

Fue entonces cuando decidí mandar todos los clichés a la mierda. Y con ellos, todos los miedos, las inseguridades, el negativismo, las imposiciones, el egoísmo, la toxicidad, las exigencias, los “quiero y no puedo”, las barreras, las estupideces, los idealismos arcaicos y un larguísimo etcétera. Los míos, los suyos y los del resto.

Durante este largo recorrido que fue romper con todas mis viejas mañas, él se quedó a mi lado. Y nunca dejó de mirarme con esos ojos; de brindarme una mano amiga.

Nunca será el hombre de mi vida. ¿Quién puede soportar ese peso? Yo tampoco quiero ser la mujer de la suya.

Pero ahora mismo él es mi persona favorita. Yo la suya.

Cuatro chicas del cine que nos inspiraron a sacar nuestro lado darks

Para nadie es un secreto que Hollywood está lleno de clichés, más si se trata de las películas de adolescentes: La popular, el nerd, el deportista son categorías que se repiten en varios filmes juveniles de los 80s y 90s.

Hoy nos ocuparemos de una en particular: la del gótico, ese personaje por lo general introvertido que siempre está triste, callado, vestido de negro, con exceso de delineador y escuchando música con letras oscuras.

Se supone que el gótico nos deba parecer raro y nos asuste, pero muchas veces es al contrario: nos atrae y hasta cierto punto nos sentimos identificados (admitámoslo: todos tenemos algo de ‘darks’).

Imagen via: Tumblr.

 

Y como dice Verónica Rodríguez de la Luz del Topo, no cualquiera puede ser ‘darks’, pero estas chicas nos inspiraron a querer serlo:

Allison Reynolds (Ally Sheedy) en ‘The Breakfast Club’

“No tengo amigos”.

 

Este personaje tal vez sea la menos ‘darks’ de nuestro listado, pero, sí era rara:

Muy rara:

Y por eso la amamos. En su estilo, naturalmente no faltaban los colores oscuros y los ojos bien maquillados con negro. Aquí un look inspirado en ella:

Allison - The Breakfast Club

 

Personalmente, odié que le cambiaran el look al final de la película, pues, aunque quedó muy linda, creo que le quitaron ese estilo que la hacía única . Juzguen ustedes:

Breakfast-Club-Ally_610
Antes y después: Así le cambiaron de ‘look’ a Allison. Imagen via: pixshark.com.

 

Lydia Deetz (Winona Ryder) en ‘Bettlejuice’

“Soy extraña e inusual”.

 

Este personaje es la representación perfecta de chica gótica: es triste, introvertida y sus papás la rechazan por considerarla extraña.

Su estilo también lo reflejaba: cara muy pálida, maquillaje oscuro, pelo sin peinar y ropa negra. Mucha ropa negra.

lydia winona

 


 

Lydia Deetz

 

 

Nancy Downs (Fairuza Balk) en ‘Jóvenes brujas’


Las cuatro protagonistas de esta cinta tienen un estilo bastante oscuro, pero sin duda Nancy es el personaje que más recordamos (porque  era la más rara del grupo).

-Chicas, cuidado con esos raros -Nosotras somos “los raros”, señor.

 

El estilo de Nancy era el más exagerado: Ropa negra de cuero, delineador y muchos accesorios con cruces y taches eran sus básicos.

nancy2
Para imitar a Nancy: No hay que temer excederse en accesorios o en delineador.

 

 

Nancy the Craft

 

 

Merlina Addams (Christina Ricci) en ‘Los locos Addams’

addams

Su odio por la humanidad y su amor por lo terrorífico y los oscuro son contagiosos. Las claves de su estilo: un vestido negro y las icónicas trenzas.

Merlina def
Ya sea básico o de florecitas: lo importante es mantener el vestido negro y las trenzas.

 

Wednesday Addams

 

 ¿Cuál es su favorita? ¿Cuál agregarían?

Por favor no nazcas hoy… existen las noticias

Esta es la primera carta que le dirijo a un hijo que no nacerá… o más bien, que aún no nace y que me desafío a no tener. Siempre quise ser madre pero no sé qué pasó en el camino. Para descubrirlo empiezo este blog con la idea de que sea él, la idea de mi propio hijo, quien me ayude a responder.

Hola hijo, mi querido Joaquín,

En mi vida existías tan claramente como la necesidad de respirar y hacías parte de mis planes a muy corto plazo. Pero, hoy cuando ya cumplí los 31, tengo que decirte que mis convicciones se extraviaron, no sé qué pasó, o más bien, no sé qué de todo lo que sucede en el mundo me hizo renunciar a querer tu compañía. Tratando de encontrar esas razones te escribiré algunas cartas para contarte lo que veo, siento y pienso, para que juntos entendamos qué pasó. Este será mi desafío por no tenerte.

Leer las noticias usualmente no es un ejercicio sano. No sonríes a menudo ni te sientes bien después de escuchar tantas historias absurdas una detrás de la otra. Solo te quedas así como “¿qué carajos le pasa al mundo?”.

La semana pasada leí uno de los tantos casos que encuentro absurdamente injustos, tanto que logran sacar lo peor de mí y que me indignan hasta el aburrimiento: una noticia acerca de un hombre en Estados Unidos condenado por recoger agua lluvia, ¿lo puedes creer? Fue tan difícil para mí asimilarlo que considero que tú, que no tienes edad, no podrías aguantar la cólera. No solo era increíble el caso, además no podía sacar de mi cabeza la imagen de un anciano que rodeaba su cara con las manos en un evidente gesto de incredulidad. Logró hacerme llorar en unos cuantos segundos.

Gary Harrington. Imagen tomada de ABC.es
Gary Harrington. Imagen tomada de ABC.es

 

Lo peor, Joaquín, es sentirse impotente y no saber contra quién diablos pelear. ¿Acaso la justicia a la que se puede acudir se ha convertido en una institución vacía?, ¿Por qué las cincuenta mil normas, que cada país impone y que supuestamente buscan la equidad, son establecidas por un puñado de individuos que creen poder decidir sobre lo que es bueno o malo cuando el mundo no se divide en esos dos bandos?

Quiero pedirte que te pongas en mi lugar y por un momento imagines este escenario: aunque mi concepto de lo bueno y lo no tan bueno difiere del de tu padre, del de tus abuelos, tíos y todos aquellos familiares que podrían estar en tu círculo cercano y que influenciarían los valores con los que crecerías, creo estar segura de que ni ellos ni yo vemos algo malo en recoger agua lluvia, un recurso que se nos da gratuitamente según el azar de los tiempos y que puede servirle a cualquiera para sobrevivir. Pero existe la posibilidad de que te cruces con alguien que no lo vea así, por lo que debes preguntarte antes de querer nacer o no, ¿y si el actuar de ese hombre, que consideramos razonable, es realmente errado ante la justicia?, ¿podrías ignorarlo?

Para mí desde todos los puntos de vista es injusto, tanto como la tragedia de Leder Correa, un campesino condenado por el robo de un caldo de gallina a más de dos años de cárcel. Un hombre humilde del Valle del Cauca que viajó desde su casa hasta Cali para tratar de que el gobierno le pagara un subsidio. Auxilio económico que venía solicitando al gobierno porque años atrás una mina antipersonal le causó graves lesiones.

Leder Correa Cobo, foto tomada de Semana.com
Leder Correa Cobo, foto tomada de Semana.com

 

Robar está mal mi querido Joaquín, y no digo que apruebe lo que hizo este hombre, porque es ilegal, solo te digo que si vivieras, sentirías indignación al ver cómo una persona tan humilde y cegada por el hambre, debe pasar de 2 a 6 años en prisión por un delito ridículo, cuando otros crímenes mucho más graves tienen beneficios de casa por cárcel o reducción en la pena por buen comportamiento cuando la persona le importa realmente a la opinión pública; ¡ah!, y claro, si es que llega a ser judicializada. Por Dios Santo ¿qué tipo de justicia es esta?

Joaquín, en la vida sobrevive el más fuerte y, en el país en el que nacerías, además el que tiene plata, influencia y palanca. Te lo cuento porque pienso que la justicia hoy no tiene ningún sentido lógico y funciona “como porque si”, sin pies ni cabeza. Hace tan solo unas semanas un juez condenó a 9 meses y 18 días a un joven que no midió ni sus copas ni su velocidad, llevándose en su carrera de 140 km/h, la vida de dos jóvenes que viajaban en un taxi y dejando paralítico al conductor. Yo no lo entiendo ni te lo puedo explicar, me es más fácil contarte de la “realidad” para que en mi desafío porque no nazcas, al final me des la razón, sería insoportable traerte al mundo para verte sufrir.

Moda de tradición en Munich

DSC_0589

En Munich al igual  que en todo europa el estilo es libre sin importar la edad o el sexo, pero lo realmente interesante es el amor por lo que son.

En Munich es muy posible encontrar mujeres, hombres y niños vestidos con sus trajes típicos, ya sea para trabajar. Salir a comer, estudiar o salir de rumba.

IMG_20150426_063623

Se encuentran tiendas exponiendo y vendiendo estos trajes en cada rincón, y eso es maravilloso y  me hace pensar ¿Que pasaría si en Colombia apreciaremos más nuestras tradiciones?

Sería interesante pensar ver en las calles personas vestidas con nuestros trajes típicos con orgullo. Mujeres vestidas con faldas de cumbia, hombres con carriel, pantalón blanco y sombrero. ¿Cual sería la reacción de las personas al ver llegar a una persona a su trabajo, universidad o a una reunión vestida de esta forma?

DSC_0587

Me gustaría verlo, pues en Munich es totalmente normal, nadie se asombra, es muy posible ver un grupo de personas dónde la mayoría están vestidas “normalmente ” y alguno o algunos llevan puesto el traje típico de la región.

Creo que a nosotros como colombianos nos hace falta apropiarnos realmente de lo nuestro y estar orgullosos de ello, ya sea en la moda o en otros ámbitos.

Amar nuestras tradiciones y mostrarselo al mundoes lo que necesitamos para explorar y arraigar el sentido de pertenencia que tanta falta nos hace por nuestro país.

Tenis, lycra y cintas de video

tlyv_b2

En mi búsqueda de información, me encontré con un dato que en un principio resultó curioso, un día como hoy en 1982 se lanzó al mercado el video de ejercicios de Jane Fonda.

Esta cinta de video revolucionaría no solo la industria del video, inexistente hasta esa fecha por el alto precio de los reproductores VHS y BETA, también la industria de la moda femenina. Antes de que Jane Fonda apareciera en su trusa rosada super ochentera y sus calentadoras lila, la ropa deportiva para la mujer no se conocía, y  cuesta llamar deportivo al atuendo anteriormente mencionado. Recordemos esos momentos vividos en los años 80, así haya sido como niñas, que fue mi caso; yo encontraba en su momento maravillosas las famosas calentadoras y quería unas para mi, pero ¿para qué diablos servían? De adulta descubrí, que si no era bailarina de ballet o vivía en Suecia o Dinamarca era un poco absurdo tener un par de calentadoras.

En los años 80 o previo a la salida del video de Fonda no había zonas habilitadas para mujeres en los gimnasios, así que el concepto de mujer musculosa no estaba muy difundido, para ver una mujer con una tonalidad muscular bien definida por regla general debía ser deportista de elite o bailarina de ballet.

Así que si nuestras mamás querían salir a correr, no tenían ni el calzado, ni la ropa adecuada para realizar correctamente una actividad tan sencilla. Lo más probable es que echaran mano de la creatividad y se pusieran una camiseta de marca, y cuando hablo de marca, es la que le regalaron o se ganó en la quermes del barrio o empresa y tiene el logotipo de gaseosa o bebida alcohólica patrocinadora. Para terminar el atuendo la pobre se pondría el clásico pantalón de sudadera, de los zapatos no hablemos por que recuerdo haber visto en mi infancia, mujeres corriendo con zapatos de amarrar.

Gracias a esa cinta que se grabó y lanzó con muy pocas expectativas, hoy podemos disfrutar de un amplio abanico de opciones para ponernos en forma, videos, gimnasios, aplicaciones móviles, YouTube. Además nuestro armario no puede gozar de mejor forma, ya que a mediados de los años 90 NIKE decidió dedicar todo un departamento a la mujer y sus necesidades, aunque esta marca ha sido la pionera en en la ropa fitness femenina hay otras marcas que se han puesto las pilas y han introducido lineas deportivas a sus marcas, tal es el caso de Oysho, Stella McCartney en colaboración con Adidas, Armani y su linea EA7 o Fendi que en el caso de las tres primeras han tenido gran acogida.

Hablando de marcas de ropa deportiva, les recomiendo que tengan muy en cuenta la marca Adidas ya que celebrando el Día de la Tierra la empresa alemana presentó su  proyecto de sostenibilidad para el 2015, en el que se compromete a colaborar con Parley para recoger el plástico de nuestros mares y reutilizarlo en futuras zapatillas y prendas de vestir. El nombre del proyecto es Parley for the Oceans  para los que quieran saber más. De esta manera podemos estar en forma, con la ropa adecuada y además podemos ayudar a nuestro planeta con estas opciones que nos ofrece el mercado.

plastic-parlay-600

En cuanto a cómo o qué usar a la hora de hacer ejercicio, mi consejo es que escojan las prendas con las que más se sientan cómodas, tengan en cuenta que van a ser ejercicio no van de picnic. Otra cosa a tener en cuenta, es qué tipo de ejercicio van a hacer ya que si es muy aeróbico y hay movimientos fuertes lo mejor es buscar ropa que no sea muy ancha para evitar accidentes, el calzado es otra cosa fundamental que debemos escoger dependiendo el tipo de ejercicio que se vaya a practicar, actualmente las tiendas de zapatos deportivos tienen personal cualificado que generalmente es muy amable y asesora a los clientes según sus necesidades. Para terminar, puede que no haga parte de nuestro armario pero es importante tener una toalla a la mano y una botella de agua!

VIAJANDO HACIA LAS METÁFORAS PARA EL INCONSCIENTE

Cuando tenía ocho/nueve años, sólo pensaba en leer historias de niñas que se aventuraban a buscar cosas inexplicables, viajes sugestivos, o aventuras en otros mundos y dimensiones.

Dos fueron los libros que marcaron mi infancia, sólo dos recuerdo con gran ánimo y un poco de melancolía, porque quizás ahora estoy viviendo dentro de esas aventuras que una vez soñé vivir.

Ana Z ¿Dónde vas?

Si mis compañeras de colegio leen éste post, se acordarán perfectamente de la emoción con la que Martha Villareal, profesora en 5to de primaria, nos contaba ésta historia; su sonrisa gigantesca y sus simpáticos y jocosos peinados hacían que la historia fuera aún más divertida.

El libro de Ana Z me llevó a construir, en mi mente, un pozo con una larga extensión, donde me ensuciaba las rodillas y piernas arrastrándome entre la humedad y el carbón que se acumulaba bajo tierra, y con un sinnúmero de personajes que se cruzaban en el camino.

Viví cada palabra de ese libro como si fuera yo la protagonista, hice que mi padre lo buscara por cielo y tierra, hasta conseguirlo. Lo leí y releí para mí; le leía a mis primos, tíos, a quien se interesara en una historia de aventuras de una niña que caía por accidente en un pozo al que al principio temía, pero del que luego se encantó.

"...por cielo y tierra" Ilustración Gato RC
“…por cielo y tierra” Ilustración Gato RC

 

En una entrevista a la escritora Marina Colasanti, le preguntaron qué significaban sus libros de cuentos para un mundo en el siglo XXI, ella respondió: “Metáforas para el inconsciente”, porque no quiere que se enmarquen dentro de libros de autoayuda para pequeños o de enseñanzas, para ella la fuerza de la literatura como elemento estructurante, está lejos de las obviedades, de lo previsible, de los «recados» embutidos.

El último mago o Bilembambudín

Mi segundo libro de infancia: El último mago o Bilembambudín, de Elsa Borneman, fue sin lugar a dudas lo más hermoso que leí a los ocho años. A diferencia de las historias de amor entre adolescentes y cuentos de hadas, donde la princesa siempre se encantaba por los halagos y sacrificios del príncipe azul; en mi caso, mi libro favorito sigue siendo éste, en el que un mago, en una función previa, o de telonero, abría un espectáculo de teatro con magia, convirtiendo su sombrero en un dragón que escapaba junto a Aldana, una niña bastante aventurera e inquieta, llevándola a su reino, a salvar Bilembambudín del loco de la torre.

Aldana atravesó también, al igual que Ana Z, por un universo desconocido, un viaje hacia el interior de Bilembambudín donde cada situación le seguía una aventura, conociendo personajes aparatosos y desmesurados que simulaban los recursos naturales, donde el hombre era el único culpable del crimen hacia Doña Naturalia.

"...entre Doña Naturalia" Ilustración por Gato RC
“…entre Doña Naturalia” Ilustración por Gato RC

 

En realidad en ese momento de mi vida no sabía qué significaba cada cosa, para mí eran cuentos de aventuras que añoraba. Armaba mi propia fantasía para que, tan sólo en mi mente, me sucediera algo tan interesante como a ellas, y para eso ideaba cualquier tipo de planes con amigas, o con mis primos contemporáneos, donde yo era la líder. Inventora me decían mis padres.

Hoy, sueño con las escenas que imaginé de esos libros, nada más acertado para mí que haberlos leído para que me provocaran esas ansias de salir al mundo y tomar las riendas de mi vida. Nada mejor en mi naturaleza que leerlos y verme en ellos reflejada como Ana o como Aldana, pero en el fondo siempre había una Adriana.

Mientras escribo pienso que, tal vez, a los ocho años empezó mi viaje hacia el extranjero, o por lo menos hacia tierras desconocidas, en donde hoy vivo.

"...en el fondo siempre había una Adriana" Ilustración por Gato RC
“…en el fondo siempre había una Adriana” Ilustración por Gato RC

 

Casualidad o no, tiempo después, investigué que Elsa Bornemann, la autora de El último mago, vivió aquí, en Buenos Aires, y murió cuando yo ya había pisado suelo argentino. Al saberlo me lamenté no haberla buscado antes, no haberle hecho mil preguntas que me hacía cuando niña:¿Aldana realmente era ella misma?, ¿Aún conserva sus zapatos mágicos que la condujeron por el camino que debía ir?, y por supuesto preguntarle: ¿Cómo sabía a qué personas recurrir y confiar, para poder discernir entre amigos y locos de la torre?

Luego, me doy cuenta que esas cosas de la vida no las enseñan en el colegio, ni en la universidad, esas sencillas cosas las aprendes en el camino, haciendo, viajando, sonriendo u ocultando la sonrisa a los misterios.

"Reviviendo aventuras para el camino" Ilustración por Gato RC
“Reviviendo aventuras para el camino” Ilustración por Gato RC

 

Los libros se convirtieron para mí, tal cual como lo afirmó Colasanti en su entrevista: Metáforas para el inconsciente, pues allí se quedaron guardados, momentáneamente, todos los aprendizajes y aventuras, que luego reviví en mi propio camino.

 

P.D: Gato hoy nos acompaña desde su libretita de sketch en donde hace éstas hermosas ilustraciones desde cama…¡Mejórate Gato!

Los garabatos de Gato los encuentran aquí y aquí

¡Sígannos en facebook los buenos!…aquí 

 

Otro vuelo de “El pájaro raro de la moda”

Ella es inconfundible. Sus colores, sus maravillosos accesorios oversize, sus gafas redondas, su pelo gris  y su estilo defensor de lo vintage y étnico, han hecho de Iris Apfel un ícono del estilo. Con una colección maravillosa de complementos y prendas que ha ido recolectando por el mundo tanto de importantes casas de moda como de bazares y mercadillos, esta señora “Reina de los Accesorios” se ha ganado un importante capítulo en el libro de la historia de la moda.

Me llama mucho la atención seguir sus pasos coloridos, pues pocas mujeres como ella se han atrevido a llevar un estilo tan propio, insólito –tal vez- y ecléctico. Me gusta lo inspiradora que llega a ser y el mensaje que puede transmitir con su rareza: El estilo personal cuenta historias y definitivamente se puede dar forma, cuerpo y vida a cada personalidad y plasmarla en un look.IRIS APFEL

Estamos a una semana del estreno en Norteamérica del documental acargo de Magnolia Pictures y dirigida por Albert Maysles que narra su vida y que nos permitirá conocerla un poco más. Es uno de los personajes de la moda que más me inquieta y emociona, por su irreverencia, por su fascinación por el color y los volúmenes, por ser un ejemplo vivo que para la moda y el estilo no hay edad ni hay límites, también porque su pasión por la moda la impulsaron a re-crear sus propios zapatos, ya que después de comprarlos los customizaba y convertía en piezas únicas, eso me hace quererla mucho más.

No eres guapa y nunca lo serás, pero no importa. Tienes algo mucho más importante. Tienes estilo” le dijo Frieda Loehmann, y es uno de los momentos que trazó su camino de moda y estilo y que deja plasmado en el tráiler que está al aire como abrebocas de lo que será el documental de su vida:

Les dejo algunos de sus icónicos looks que hicieron parte de la exhibición Rare Bird 2005 mientras esperamos que podamos ver esta cinta pronto en Colombia:Exhibición Bird Rare 2015 PEM

Exhibición Rare Bird 2005

Iris Apfel IRIS APFEL

*Fotos Cortesía: MET – El Pais España – Pinterest

El estilo parisino

El estilo en París es libre y esto es muy interesante, durante 4 días de estuve en esta hermosa ciudad pude ver que cada persona tiene un estilo único, lo que deja ver q muestran por medio de sus prendas rasgos propios, tales como su personalidad, saben combinar las prendas y no llevan estilos impuestos por marcas. Simplemente crean su propio estilo sin pensar en nada diferente a sentirse y verse bien.

2015-04-18 05.02.55

Se encuentran todo tipo de tiendas y esto es magnífico, usan sombreros, faldas, diferentes tipos de peinados y maquillaje por lo cual es fácil perderse en un mundo lleno de personalidad y estilo.

2015-04-19 09.23.13

París es una ciudad hermosa y ver personas tan diferentes en en cada esquína le da un encanto especial. Mostrando a quienes la visitan que para vernos bellas y fashion no debemos vernos todas iguales, ves mujeres hermosas, rubias, morenas, peli rojas, etc. Todos los estilos los encuentras en París y es muy fácil que logres abrir tu mente a estilos nuevos y diferentes.

Los hombres no se quedan atrás siempre impecables y con estilo propio, pues la moda no es exclusividad de nosotras. Estar en esta cuidad abrió mi mundo y me mostró un nuevo panorama de la moda lleno de diversidad y encanto.

La naturalización del morbo

MORBO

(Del lat. morbus).

  1. m. Enfermedad (‖ alteración de la salud).
  2. m. Interés malsano por personas o cosas.
  3. m. Atracción hacia acontecimientos desagradables.

Los medios de comunicación nos inundan con noticias diarias. Nosotros decidimos cuáles leer, cuáles compartir, cuáles criticar y cuáles ignorar.

La semana pasada se llevó a cabo en Bogotá el lanzamiento del libro El renacimiento de Natalia Ponce de León. El evento fue, sin duda alguna, un éxito rotundo; asistieron muchos periodistas, muchos medios, la noticia de ese lanzamiento sigue siendo noticia hoy (una semana después) y teniendo en cuenta que en Colombia luchamos por una nueva causa cada dos días y luego olvidamos la anterior, una semana siendo noticia es bastante.

Al principio pensé que eso había sido genial, visibilizar una problemática tan triste como el ataque con ácido, luego pensé y seguí pensando y ¿saben algo? No creo que todos hayamos estado tan pendientes de la cobertura del lanzamiento si no fuera porque sabíamos ella iba a hacer su primera aparición en público. O pregunto ¿habríamos sintonizado todos esa transmisión y nos hubiéramos quedado viéndola si no estuviera Natalia? ¿Cuál habría sido la historia si ese día no nos hubieran mostrado la cara de Natalia y no hubiésemos tenido tiempo de detallarle cómo le había quedado o que si tenía un protector o no? Y entre otras cosas, en alguna entrevista ella comentó que ese protector, además de ser para proteger su nueva piel de los rayos del sol, es para protegerla de los curiosos que le lanzan el dedo, ¿¡EN SERIO!? ¿No les parece que ya tuvo suficiente como para que encima le toque lidiar con gente imprudente que se cree con derecho de tocarle la cara?

Miren, yo tampoco me salvo, yo también vi esa rueda de prensa. Sé que es un tema muy sensible, creo que casi todas las mujeres colombianas hemos estado recientemente obsesionadas con el tema, ¡y me incluyo! Así que si con ese caso no están de acuerdo, les tengo otros.

Los videos de ISIS… ¿Por qué hacemos eso? ¿De verdad es necesario ver cómo decapitan a alguien? Viendo tantas veces esos videos solo estamos haciendo tal cual lo que ISIS quiere que hagamos. Cuando leí la noticia de la primera decapitación busqué un video que estuviera editado, es decir, que no mostrara la decapitación, yo quería escuchar qué decía el verdugo. De nada me sirvió porque cuando acabó el video, Youtube me sugirió varios videos -como de costumbre- y uno de ellos tenía la cabeza desangrada del periodista en el piso como imagen destacada.

Fotos de cadáveres… Cada vez que muere un cabecilla de algún grupo al margen de la ley o cada vez que muere un famoso, por alguna extraña razón la foto del cadáver se hace viral. Para un ejemplo; Diomedes Díaz, luego de su muerte, varios de mis contactos compartieron una foto del cantante en la que se le veía lleno de morados e hinchado. Yo sinceramente no sé qué es peor, el que toma la foto, tener que ver la foto repetida en mi news feed, o la persona que la comparte.

Accidentes… Para hablar del plano local, tomaré de ejemplo el famoso accidente de Transmilenio que fue noticia hace una semana. Los contextualizo por si asombrosamente no han leído o escuchado la noticia, o por si no tienen Facebook; una pareja intentó colarse en Transmilenio y el fatal desenlace de esa “aventura” se resume en que uno de ellos fue arrollado por un bus y murió. Como diría mi novio; ¡Darwin!, pero bueno, ese no es el punto, el punto es que de ese trágico accidente hay un video. A la fecha de hoy, el video ha sido subido por once usuarios a Youtube y ha sido visto más de 500mil veces. Parece que ver a un hombre siendo atropellado y volando en una calle (así me lo imagino, no lo he visto) es 500mil veces más noticia que cualquier otra cosa.

Yo no soy nadie para decirles que está mal o bien ser morboso, yo solo sé que la RAE dice que es un “interés malsano” y desde hoy me quedaré con esa definición. Desde que pensé en escribir esto, me propuse disminuirle a los niveles de morbo porque, seamos honestos, a veces somos así por satisfacción propia, no porque en realidad estemos apoyando la causa o queramos estar informados.

¿Cuántos no hemos hecho o escuchado comentarios como “hasta que no vea la foto del cadáver, seguiré creyendo que está vivo”? No creo que sea necesario naturalizar y acostumbrarnos a esas expresiones que lo que hacen es decir a gritos que hemos sido criados en una cultura tan de guerra que los cadáveres y las noticias de muertes son nuestro pan de cada día, y que para darle el lujo de ser creíble a cualquier otra noticia, necesitamos “pruebas” que entre más amarillistas sean… mejor.

Entiendo que a veces esas imágenes ayudan a sensibilizar más rápido, pero no creo que para saber que es una estupidez arriesgar tu vida por $1.800 tengamos que ver veinte veces cómo muere una persona.

@AngelaMartinezL

10 grandes cambios de vestuario en Dejémonos de vainas

Dejémonos de vainas es, sin duda, una de las mejores comedias de la historia de la televisión colombiana. Escrita por Bernardo Romero Pereiro y Daniel Samper Pizano, retrata con mucho humor a la familia de clase media colombiana.

La serie arrancó en 1984 y durante casi 15 años se mantuvo en los primeros lugares de audiencia. A la hora de emisión del programa (inicialmente viernes 7:30 pm) no había reuniones de Gobierno en la Casa de Nariño, según dice este artículo de Semana de 1985.

Decenas de frases, situaciones y personajes de la serie ocuparon su lugar en la cultura pop colombiana.

Las cachas def

mandan cascara def

Puede que la moda no haya sido un tema principal en la serie, pero el vestuario hizo que estos momentos fueran inolvidables.

Josefa ‘popstar’

Josefa Cyndi Lauper
Josefa (Maru Yamayusa) imitando a Zonda López, con un estilo muy similar al de Cyndi Lauper.

 

La cantante Zonda López viene a dar un concierto en Bogotá, pero sufre un accidente, y Josefa (que tiene un gran parecido con la artista) la reemplaza.

No tan coincidencialmente, el estilo de Zonda es muy similar al de Cyndi Lauper.

De costeño a ‘cachaco’

Costeño cachaco 2
Ramiro en su versión ‘cachaca’ resulta bastante hipster.

 

Ramiro, el costeño favorito de los Vargas, se hace pasar por Juan Ramón ante los jueces de un Premio de periodismo ambiental. Una caracterización que envidiaría cualquier “hípster” de hoy.

Renata gitana

renata gitana 3

La mamá de los Vargas habla con una gitana que le lee el futuro y se deja llevar, al punto de montar su propio negocio de adivinación en la casa.

Josefa gitana 3
Josefa también se le midió al ‘look’ de gitana.

 

El costeño con armadura

Ramiro armadura

Ramiro debe hacer una entrevista al director de una película, y resulta actuando en la misma.

Su coestrella no es nada más y nada menos que Amparo Grisales, que se interpreta a ella misma disfrazada de cacica.

amparo grisales

Los Vargas elegantes

elegantes1

elegantes2

elegantes3
Ramiro se hizo pasar por chofer y Josefa por secretaria.

 

No en pocas ocasiones los Vargas se vestían muy elegantemente. Aquí lo hacen para impresionar a una vieja amiga del colegio de Renata.

Aquí también elegantes, pero con un toque deportivo cuando creen que van a ser socios de un club ‘fancy’ en Bogotá.

elegantes4

elegantes5

Teresa y Margarita al estilo del teatro español

juan tenorio

En un intento por mejorar las notas de sus hijos (y por consejo de la Prima Donna), Juan Ramón les quita el televisor y les exige hacer una representación de Don Juan Tenorio, con tan mala suerte que es justo a la misma hora que un emocionante partido del Barcelona.

Juan Ramón Vargas, Marqués de San Jorge

Marques1

La tía Loli convence a Juan Ramón de que es el legítimo heredero de varias propiedades del marqués de San Jorge. Para convencer a la prensa, se viste como un auténtico miembro de la realeza.

Renata en la calle

La mamá de los Vargas se queda por fuera de la casa. Y en pijama:

renata pijama

Se queda en la calle sin un peso, entonces se roba una nueva pinta (que no le queda nada mal, por cierto).

renata2
No le queda nada mal el ‘look’ andrógino a Renata, aunque sea accidental.

De meseros

meseros2

Los hijos de los Vargas se arreglan apara atender muy elegantemente a un grupo de gringos invitados por el jefe de Juan Ramón. El problema es que el público resultó mucho menos elegante de lo que esperaban.

En este capítulo también vemos un gran atuendo de la tia Loli:

tia loli austin
¿Será que Austin Powers le robó el look a la tía Loli?

 

La serie es una gran muestra de las tendencias ochenteras y noventeras, así que no dejen de verla para sacar algunos tips de estilo.

Por ahora dejémonos de convencionalismos en la moda. Y de vainas.