La falsa arrogancia de los hinchas de Nacional

Por Esteban Cardona Arias

El fútbol es tal vez el deporte donde más estereotipos se recrean. A los hinchas de Nacional, por ejemplo, en Cali nos dicen “panaderos”, en Bogotá “provincianos” y en Medellín “arrogantes”. Así, la hinchada verde, es definida por los demás hinchas, entre el desprecio y la vanidad.

Esto se observa a menudo en las discusiones entre hinchas en las redes sociales, el segundo termómetro futbolero, después de la cancha. Ese tablón sin filtro, del cual no salen monedazos, pero sí toda la verborrea de cancha, con  triunfalismo, resentimiento, bronca o desilusión motivados  por los resultados. Algo que es universal y de lo cual ninguna hinchada se libra.

En la cancha y en las redes se ha instalado como una verdad el apelativo de “arrogantes” para la hinchada de Nacional, el cual me niego a usar y a sentirme identificado. Primero, porque esta fanaticada es popular y masiva, y por eso veo facilista e inexacto homogenizar una hinchada tan grande mediante este adjetivo.

El tema de la arrogancia verde se ha instalado entre los hinchas de los equipos rivales con mucha fuerza y, extrañamente, ha sido acogido por algunos de nuestros hinchas como un referente, tanto, que hasta se atrevieron a sacar un cántico, fugaz, pero con algo de resonancia en el estadio, que dice: “porropopó, porropopó, soy arrogante y el más campeón”.

Esto comenzó tras la semifinal pasada en la que enfrentamos al DIM cuando, por iniciativa de la dirigencia, se mostraron en la cancha las copas que el equipo ha obtenido durante su historia. Lo que ellos sintieron como una ofensa, y por lo que empezaron a acusarnos de “arrogantes”, nosotros lo sentimos como un acto motivacional para nuestros jugadores. Un acto que buscaba trasmitirles el orgullo que sentimos por ser parte de esta institución. Pero señores, ¿cómo no estar orgulloso cuando se tiene 24 copas y una de ellas es La Libertadores? Para mí, eso hace parte del fútbol y de ser hincha, recordar de manera gloriosa, casi heroica, las hazañas de tu equipo.

Ahí va mi segundo punto: el hincha de Nacional está orgulloso de lo que el equipo ha logrado, tiene memoria y valora el presente del equipo, por eso le exige estar al nivel, lo cual es diferente a ser arrogantes. Al igual que siente orgullo de nuestro origen obrero y del fenómeno cultural que significa Atlético Nacional para el país.

La idea no es entrar en la falsa modestia. No, más bien es celebrar y vivir la alegría de ser parte del equipo con más gloria del país -el más veces campeón- sin caer en esa zona gris que el fútbol propicia llamada arrogancia. Es estar orgullosos sin presumir, es dejar que la gloria hable por sí sola y no caer en ese juego corrosivo de la vanidad.

Si lo dicen, como lo he leído y escuchado, debe ser una manera de mantener el ida y vuelta con las otras hinchadas, de ironizar las burlas que nos hacen los demás, de vivir la rivalidad y reírse de ella. La arrogancia es un malentendido. Ya que el verdadero orgullo de esta hinchada es la felicidad que produce ser de Atlético Nacional.

¡Esta campaña volveremos a estar contigo!

Publicado por

rincondelhincha

rincondelhincha

Este rincón tiene un espacio para todos los hinchas. Nuestros seleccionados son: Por el Santa Fe, Alfredo Bonilla Por el Nacional, Esteban Cardona Por el Millonarios, Felipe Maldonado Por el Medellín, Juan Carlos Talero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>